• La Asamblea es el primer momento de reunión como grupo. Es importante que en el momento de inicio ya estén todos los niños en el aula para que no existan interrupciones en la misma.Se realiza al principio del día, y es un momento para la información y anticipación de lo que se va a hacer durante la jornada. Su duración es variable, dependiendo de la edad y características de los niños.
  • Hay que tener en cuenta que a estas edades les cuesta inhibir el movimiento, compartir, escuchar, ponerse en el lugar del otro, mantener la atención durante mucho tiempo, etc. Por ello, hay que planificar muy bien los contenidos: que sean cercanos a los niños, a sus intereses y capacidades.
  • El empleo del lenguaje ocupa un lugar privilegiado, se intenta favorecer el lenguaje oral mediante situaciones de comunicación (ajustadas a cada nivel evolutivo), creando un clima que favorezca expresiones y vivencias junto con los demás niños y adultos. Se da oportunidad a cada niño para que se exprese. La actitud del educador en este momento consiste en animar a todos los niños a que participen en la conversación, prestando una especial atención a aquellos niños que por timidez e inseguridad tienden a inhibirse.
  • Como momento de grupo también lo social tiene importancia: saludar, aprender los nombres de los compañeros, etc. Es además un momento para aprender e ir interiorizando normas, valores, formas de resolución de conflictos: respetar el turno de palabra de los demás, escuchar lo que dicen, dar opiniones, etc.
  • Aunque es una actividad colectiva, cada niño tiene su protagonismo, ya que se intenta que todos participen y pierdan el miedo a hablar en público. Dentro del protagonismo que tienen todos, hay una figura especial: el Encargado, que durante todo el día tendrá un papel destacado.