• La entrada es un momento muy importante en la vida del aula, porque es el primer encuentro entre el niño, los adultos y compañeros del centro.
  • El educador es el mediador que facilita el cambio del entorno de la casa a la escuela. Debe hacerle sentir al niño este momento como algo agradable.
  •  Los educadores demuestran que se le acoge con entusiasmo, se le hace sentir que se le estaba esperando.
  • Es muy beneficioso para el niño presenciar que existe una comunicación distendida entre familia y educadores, que los padres confían en la escuela y en las personas que le cuidan y educan, esto le reafirma que se encuentra en un lugar seguro y le hace sentirse confiado.
  • En la escuela se puede apreciar entre los educadores y la gran mayoría de los padres un clima de confianza y respeto mutuo, que hace que los niños (después del periodo de adaptación y momentos determinados especiales), se queden en el centro seguros y tranquilos.